Wikia

Wiki Gerente Academico del Siglo XXI

Rol del Docente del Siglo XXI

Comentarios0
2páginas en el wiki

Image033.jpg

Gerentes del siglo XXI

El Docente del siglo XXI como un Gerente Social.

Si entendemos el proceso docente educativo como un proceso social, estamos llamados a reconocer al docente como un Gerente Social, ya que el enfoque que debe tener la función docente, ha de ser de carácter heurístico. El docente de hoy en día debe ser su espacio de trabajo, como un proyecto social, puesto que aula de clase es una muestra de la comunidad, de sus necesidades y problemáticas; este es precisamente el motivo principal, por lo que nuestros estudiantes acuden al aula de clase, a encontrar fórmulas, conocimientos, herramientas y orientación para resolver esas problemáticas, y aunque en su momento no tengan conciencia de esa búsqueda, el docente debe tomar cada clase como un elemento que contribuya a ese fin.

El desenvolvimiento de las capacidades para hacer docencia sinérgica, como gerente social, aparece como una oportunidad, para aumentar la eficiencia y el impacto de programas educativos, integrando así en forma consiente estos tres momentos: docencia investigación y extensión contribuyendo como un apoyo al encargo institucional y social de transformación de la sociedad, preservando la cultura desde la docencia, promoviendo la cultura desde la extensión, y creando la cultura desde la investigación.

Finalmente el docente de hoy en día debe ver el aula de clase como una empresa y como tal debe responsabilizarse de cada una de sus procesos, sus estudiantes son su equipo de trabajo y debe ayudarle a orientar su equipo de trabajo, basados en metas y estrategias de planeación.

Gerencia del siglo XXI08:30

Gerencia del siglo XXI

Que Mentalidad Tienes05:46

Que Mentalidad Tienes


Comentario:

Los videos que a continuación presentamos tiene ver uno con esa parte cultural que nos conlleva al aporte cultural que nosotros como Gerentes de la nueva generación tenemos como responsabilidad social, y el segundo la conducta que tiene que seguir un gerente como emprendedor.

Por : Luis Vivas






Enlaces de Recomendados:Editar sección

http://www.monografias.com/trabajos10/gere/gere.shtml

http://html.rincondelvago.com/desafios-de-la-gerencia-en-el-siglo-xxi_peter-drucker.html

http://gerencia.over-blog.com/article-la-gerencia-del-siglo-xxi-39532865.html

http://redalyc.uaemex.mx/pdf/206/20605404.pdf

http://elsofa-delgerente.blogspot.com/2008/03/perfil-del-gerente-del-siglo-xxi.html

http://www.urbe.edu/publicaciones/telematica/indice/pdf-vol7-1/1-competencias-clave-del-gerente.pdf


Perfil del Docente del Siglo XXI


Con el fin de cumplir con los objetivos establecidos en una institución educativa, el gerente educativo debe

2.jpg
presentar un perfil profesional acorde con la visión que tiene la institución, con los fundamentos que la caracterizan. Es por esto que la principal cualidad que debe tener un Gerente Educativo es su visión de futuro, su expectativa gerencial que también representa su expectativa de liderazgo, visión que debe ser clara y estar en concordancia con la ideología de todo el personal que participe en los procesos educacionales.

En el siguiente enlace, una historia oportuna, Joel Barker transmite su excelente mensaje sobre la Visión de Futuro. El video es de finales del siglo XX, pero la enseñanza, la esencia del mensaje es la misma para cualquier tiempo, no obstante, la manera como el futurólogo ofrece la visión del futuro próximo, o sea, el siglo XXI.

El poder de Una Visión,iNeT.ORG©.wmv09:12

El poder de Una Visión,iNeT.ORG©.wmv

Cabe señalar que los grandes avances en materia política, económica, tecnológica, educativa, social, representan las bases sobre las cuales todo gerente debe establecer su accionar, pues es necesario enrumbarse en la innovación de los procesos en pro del bien común. Por esto, el gerente educativo del siglo XXI compite diariamente con el trajinar del mundo y sus cambios, razón por la cual debe estar capacitado para analizar su praxis y proveer su persona de todas las particularidades que le han de calificar como dotado para manejar una organización educativa.

En el siguiente enlace puede observarse un video que sirve como herramienta para estudiar los conceptos básicos que todo gerente debe tener presentes para optimizar su labor en el campo educativo.

LA GERENCIA EDUCATIVA 106:44

LA GERENCIA EDUCATIVA 1

Al hablar de particularidades, es necesario señalar que se refiere a las habilidades de las cuales debe estar provisto un Gerente Educativo, así pues, pueden ser estas clasificadas en tres grupos:

Habilidades humanas, porque la característica principal de un Gerente Educativo es su capacidad para establecer relaciones interpersonales y mantenerlas, demostrar sus cualidades personales y transmitir valores humanos a los demás miembros de la institución educativa que representa.

5.jpg



Habilidades conceptuales, las cuales ha obtenido a partir de su formación y experiencia profesional, implica aquellas herramientas de información sobre las cuales fundamenta su ideología y que le permiten servir de manera correcta.

4.jpg



Habilidades técnicas, envuelven aquellas que capacitan al Gerente Educativo en su rol de ente analítico, apto para investigar los métodos y técnicas que se deben utilizar en los procesos que se suceden en una Institución Educativa.



Partiendo de estas afirmaciones y de todo el material consultado para la elaboración de las distintas actividades realizadas en la asignatura, es importante elaborar una lista de las cualidades más representativas que debe poseer un Gerente Educativo:


  • Visión de futuro.
  • Flexibilidad.
  • Responsabilidad.
  • Tenacidad.
  • Integridad.
  • Ética profesional.
  • Capacidad para tomar la iniciativa.
  • Capacidad para desarrollar y mantener relaciones con las demás personas participantes del entorno educativo al que dirige y de otras instituciones con las que debe relacionarse.
  • Capacidad para generar nuevas oportunidades a partir de cualquier situación que se presente.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidad de convocatoria.
  • Capacidad para evaluar tanto al personal como a los procesos. Capacidad para captar talentos.
  • Capacidad para delegar autoridad en momentos determinados.
  • Deber ser un estratega.
  • Buen comunicador y buen ente escuchante.
  • Investigador constante. Intelectual. Innovador.
  • Transmisor de valores humanos e ideas coherentes con su ideología y la de la institución.
  • Líder.

Las características antes mencionadas han de servir como un medio por el cual se tenga un conocimiento foráneo del perfil de un Gerente Educativo ya que primordialmente el ejercicio de la Gerencia Educativa implica la práctica profesional y el desenvolvimiento del ser humano en su entorno laboral y en el mundo del que forma parte y al cual debe constantemente proveer su correcto accionar.

== Habilidades de un Gerente Educativo ==



Video tomado de la película "Entrenamiento de Gigantes".... "Buena práctica muchachos" DISFRÚTENLO

Www.EsAG.us - Para reflexionar - El poder de la actitud07:07

Www.EsAG.us - Para reflexionar - El poder de la actitud



Recomiendo esta página compañeros. Es excelente cuando se busca cualquier tema sobre Gerencia



Eisten.jpg







Libia María Pabón Casanova



Retos Gerenciales del Docente Universitario del Siglo XXIEditar sección

Abg. Janitza Coromoto Chacón Colmenares

Estamos viviendo en un mundo globalizado que genera cambios a velocidades vertiginosas sobre todo en tres áreas: conocimiento, comercio y tecnología; ante esta realidad, la educación en América Latina se encuentra en riesgo de quedar al margen de este proceso de cambio y, es por esto por lo que el siglo XXI exige que los docentes asuman una actitud que implique dar lo mejor dentro del cambio de paradigmas actual.

En este sentido, podemos afirmar que los jóvenes que actualmente plenan las aulas universitarias ven la realidad desde tres puntos de vista: la velocidad de lo cibernético, la angustia del desempleo y la necesidad de resolver problemas reales como la pobreza.

En este orden de ideas, Torres (2006) expresa con acierto que “es urgente pasar de transmisor, el-que-todo-lo-sabe, a formador, el-que-acompaña, en lo cotidiano”.

En consecuencia, es necesario hacer un ejercicio de autocrítica y pasar del paradigma centrado en la persona del docente y en la enseñanza a un paradigma centrado en el alumno y su aprendizaje. Lo cual a su vez implica un ejercicio de aprendizaje para el docente al asumirse como principiante tornando diverso cada día, donde tanto el docente como los alumnos conformen una forma de impartir el conocimiento y de adquirirlo de manera reflexiva e inconforme, hacia un nuevo modo de pensar que además eleve su autoestima y su ética, aprovechando al máximo la creatividad humana y el deseo de superación personal.

Así las cosas, es preciso que el docente tome la decisión de dejar la cátedra monolítica para ser parte integrante del proceso de conocer de los grupos conformados por él y sus alumnos; para lo cual debe conocer tanto sus fortalezas como las de sus alumnos y así aprovechar los puntos fuertes y reforzar los débiles, comportándose como un verdadero líder. Al respecto podemos mencionar a Seligman (2002, pp. 137-161) quien identifica 24 fortalezas divididas en cinco (5) áreas:

- Sabiduría: curiosidad, necesidad de aprender, criticidad, creatividad, inteligencia emocional y perspectiva para valorar la realidad.

- Voluntad: valor ante la vida, perseverancia e integridad.

- Humanidad: generosidad y capacidad de dar y recibir amor.

- Justicia: responsabilidad, equidad y liderazgo.

- Templanza: control de sí mismo, prudencia, humildad.

- Trascendencia: apreciación de la belleza, gratitud, esperanza, fe, misericordia, alegría y entusiasmo.

Bybdisenos enlaces image.jpg
De tal manera que al concientizar las fortalezas se genera un ambiente de interés por el estudio y sus aplicaciones a la realidad concreta, iniciando así el camino para la construcción del conocimiento desde la docencia de calidad, con profesores capaces de innovar, lo cual se concreta en tres principios básicos que permiten la integración de un desarrollo docente, según el programa Teachers for a New Era (Clay: 2003, pp: 50-52)1?, a saber:


a) se sustenta en la evidencia para identificar las prácticas docentes que facilitan el aprendizaje del alumno y enriquece los procesos de formación de los profesores;

b) conoce los fundamentos del arte, las humanidades, las matemáticas y de las ciencias naturales y sociales, para ofrecer un acompañamiento integral desde una perspectiva interdisciplinaria que ubica los contenidos en la amplitud del programa académico, sin limitarse a la propia asignatura;

c) admite la supervisión entre sus pares, para enriquecer el trabajo diario y sistematizar los resultados.

En base a lo anteriormente señalado podemos inferir que el ejercicio de la docencia universitaria en el siglo XXI, en base a la interdisciplina y la supervisión, busca su concreción en un profesor competente y formador de competencias, centrando su atención en lo que el profesional (docente o alumno) crítico y solidario es capaz de hacer en el presente y a futuro, como promotores de personas libres, creativas y capaces de asumir el riesgo de ser sujetos de su historia; asegurando lo que se sabe, lo que se percibe o interpreta, lo que se hace, la manera en que se hace y la actitud con que se hace y de esta manera incidir a través de resultados sobre la realidad en todos los niveles, inculcando una educación continua a lo largo de la vida enfocando los recursos en la solución de problemas, sobre todo en los sectores menos favorecidos de la sociedad.

Se trata de integrar equipos y de esta manera borrar el paradigma del profesional aislado en su visión del mundo y del trabajo, y cambiarlo por el paradigma del trabajo de conjunto, en el cual es posible además la realización de cada individuo que lo integra, a través de un servicio más amplio y efectivo entre compañeros y entre estos y aquellos a quienes se sirve profesionalmente.

Se busca asimismo que eduque para la equidad, de tal manera que no sólo se enfrenten los factores adversos de la globalización, sino que también se aprovechen sus beneficios avanzando a su ritmo en cuanto a los cambios requeridos por la educación, toda vez que la renovación de los docentes y la identificación de las fortalezas constituyen la vía para ofrecer calidad, recurriendo a la evidencia, la interdisciplina y la supervisión, de tal manera que se favorece el ejercicio competente para el efectivo desarrollo del conocimiento y así servir de manera íntegra a la comunidad.

Se busca que el docente brinde lo mejor como factor de equidad, posibilidad y esperanza, dando impulso para el reconocimiento como iguales y con la necesidad de los otros; disfrutando de lo que hacemos y vivimos e incidiendo en la transformación social desde la cotidianidad, valorando lo que somos y buscando la plenitud, superando la brecha de una desigualdad creciente, combatiendo la pobreza desde el trabajo docente. El desafío que se plantea a los docentes es no sólo enseñar de una manera distinta a la que les enseñan o enseñaron a ellos, sino estar preparados para enseñar lo que no saben y nadie les ha enseñado; así deberá tener la capacidad para identificar lo que no sabe, aceptar que no lo sabe y saber buscar y ayudar al alumno a buscar lo que necesita saber; de tal manera que el “aprender haciendo” o el “aprendizaje por inmersión” es la vía legítima y necesaria para el aprendizaje en muchos ámbitos, de tal forma que a reflexionar críticamente sobre la práctica diaria se aprende en el contacto y el intercambio con el grupo de pares, así, a aprender a leer bien se aprende leyendo y a escribir bien se aprende escribiendo, a manejar competentemente la computadora se aprende usándola, explorándola y lidiando con ella de manera regular.

Pero a su vez, para todo esto debe haber una comunicación eficaz, como parte esencial del desarrollo de la capacidad, motivación y productividad tanto de los docentes como de los alumnos, para mejorar sus niveles de efectividad y eficiencia; por lo que al ser la comunicación un arte y una ciencia dada con una virtud, respecto de la cual es necesario tener en cuenta el entendimiento y el conocimiento de todos los que participan en ella, se requiere contar con las técnicas de un buen comunicador, así pues, se puede afirmar que una manera de lograr bienestar en docentes y alumnos, buenas relaciones interpersonales donde prevalezca el real entendimiento, depende en gran parte de un buen sistema de comunicación; en tal sentido la comunicación eficaz ayuda a construir niveles cada vez más profundos de confianza y cooperación y a trascender las limitaciones que puedan surgir, respondiendo a las exigencias y expectativas del proceso de interacción.

Así pues, dentro de esta perspectiva tenemos que la calidad precisa de un proceso, en consecuencia debe ser planificada, organizada, dirigida, evaluada y retroalimentada, para que tenga además de un nivel aceptable tienda a la mejora permanente, y así hacer eficiente el aprovechamiento de los recursos que surgen de la interrelación que se genere en el aula y aumentar el nivel de calidad que ofrece y ofrecerá en el futuro la institución, tanto a nivel interno como dentro del aula y hacia la sociedad.

Consideramos que el docente eficaz debe cumplir tres roles de ejecución interrelacionados:

- Crear y mantener una visión precisa tanto del propósito personal como del organizacional (institución, aula, materia o asignatura, alumnos)

- Dirigir el aprendizaje.

- Plasmar los valores fundamentales en el proceso de enseñanza aprendizaje y los principios de profesionalismo tanto propios como los que tendrán sus alumnos una vez egresados.

También debe tener en cuenta la dimensión transaccional, por lo que deberá aceptar que tanto él como sus alumnos tienen en su personalidad distintos componentes que armónicamente conforman un equilibrio mental, en tal sentido debe ser un observador de las relaciones interpersonales, comportamiento de sus alumnos, y que el éxito de la materia o asignatura depende de esa fraternidad en la relación de sus integrantes.

Por último, la creatividad del docente en su función supervisora inmediata del proceso de enseñanza aprendizaje, no puede estar condicionada a esquemas fijos ni circunscrita a normas inflexibles, en consecuencia debe prevalecer su acción creadora, innovadora y motivadora, para poder reaccionar y solventar los problemas que surjan a lo interior del aula y los equipos de aprendizaje que se formen, con creatividad, innovación, eficacia y calidad; para lo cual debe tener ideales elevados y habilidad práctica, logrando que el aula funcione armónicamente, tomando decisiones en el momento oportuno, anticipándose a las situaciones para evitar confusión, comunicando eficazmente a sus alumnos y así lograr que todos estos estén informados suficientemente y a tiempo.

¡Retos … difíciles … sí …, pero no imposibles de lograr!

Enlaces Recomendados:Editar sección

http://www.ucla.edu.ve/dac/investigaci%F3n/compendium7/Epoca%20de%20Transicion.htm

http://www.oei.es/docentes/articulos/profesion_docente_informatica_lucha_pobreza_torres.pdf

http://www.uclm.es/profesorado/ricardo/cursos/competenciaprofesionales.pdf

http://www.buenastareas.com/ensayos/Competencias-Del-Docente-Del-Siglo-Xxi/2642429.html

ReferenciasEditar sección

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Informe sobre el Desarrollo Humano 2000. Nueva York. PNUD, 2000.

Rimer, Tania. Educación del Siglo XXI. Gerencia Educativa. Abril, 2009

Seligman, Martin E.P. Authentic Happiness. New York. Free Press. 2002.

Torres Vega, Juan Manuel. Siglo XXI: El Reto de ser Docente.

Rol del Docente Universitario del Siglo XXI

Los cambios que está viviendo el mundo en materia económica, social, política y cultural, han impactado al sistema educativo universitario, estableciendo una nueva concepción filosófica en los docentes y en las instituciones de educación superior. Debido a los grandes avances de la ciencia, la tecnología y la información en estos tiempos ha producido un nuevo contexto socio histórico donde la sociedad humana cada día debe asumir las transformaciones y retos que le impone la sociedad de la información y el conocimiento. Esta realidad conlleva al surgimiento de nuevos requerimientos y prácticas de gestión para el docente, para responder de forma eficiente y efectiva a los cambios que experimentamos hoy en día en este sistema.

Docente universitario.jpg

Aunado a lo anterior, todas estas exigencias provocadas por la nueva sociedad del conocimiento ha tocado a las universidades, particularmente en Venezuela y Latinoamérica, esto ha producido procesos continuos de cambios que nos lleva a la necesidad de formular una nueva visión, sobré el papel del docente y los retos que estos deben asumir en la universidad del siglo XXI. Es importante resaltar que este debe responder a su propia especificidad histórica cultural y los espacios geográficos que la rodean en las dimensiones ética, política, culturales, económica, jurídico, siempre que sean de su competencia, en este sentido podemos señalar que la universidad y los docentes, tienen la misión de estar al servicio de los intereses del país, esto con el fin de promover cambios y desarrollo para la búsqueda del bienestar colectivo de la sociedad.

En el contexto anterior, la universidad tiene retos futuros, lo primero por atender es y será su presente; la universidad ha cambiado a través de la historia, es decir, lo que tiene vida necesariamente necesita alinearse a los constantes movimientos que se van generando por la dinámica social y educativa de cada país y en particular el caso venezolano, donde vivimos una etapa de transición paradigmática en la concepción teórica – práctica en el modo de vida. Esta situación merece una especial atención puesto que el papel del docente en el siglo 21, será cada vez más complejo por los desafíos ante un contexto social dominado por el discurso de la globalización; por tal razón, es necesario que el docente asuma una actitud crítica desde su propia formación epistemológica y su cultura investigativa.

Esta nueva realidad Venezolana, tiene la intencionalidad de revolucionar una nueva cultura universitaria basada en nuevas prácticas docentes, gerenciales y tecnológicas, que busca estimular al talento humano, sus capacidades cognitivas, fortalecimiento las habilidades y la parte creativa, teniendo siempre presente el humanismo y la democracia como motor de cambio y transformación social.

Mayores trabajando.jpg
En este mismo orden de idea, la formación de los futuros profesionales hoy en día, constituye uno de los aspectos más importante y de mayor interés que debe tener presente el docente y las universidades, para así lograr la excelencia educativa; porque el profesional del mañana no debe ser igual al de hoy en día, todo este proceso no recae solamente en la universidad, el docente debe asumir también su responsabilidad en el desarrollo integral de los profesionales universitarios.

Video de Competencias de un docente por Ing. Telmo Viteri.

COMPETENCIAS DEL NUEVO DOCENTE06:19

COMPETENCIAS DEL NUEVO DOCENTE

El cambio en el concepto del rol de docente en el siglo XXI, tiene enormes implicaciones en el mundo moderno tanto a nivel global, regional y local la competitividad por el conocimiento, ha producido la necesidad de introducir un hombre nuevo, con más competencia cognitivas, humanas con el objetivo de articularse de forma efectiva a los fenómenos que se producen en la sociedad del conocimiento.

En conclusión el docente debe tener, la visión detallada de sus competencias que revelen sus principales rasgos, cualidades y relaciones esenciales, para ser un gestor de conocimiento, en el proceso de enseñanza y aprendizaje, que se da a través de la empatía y la sinergia.

ConclusionesEditar sección

El Gerente Académico del siglo XXI, debe tener un enfoque heurístico de su función como docente; por lo cual deberá considerar el aula como un proyecto social con necesidades y problemas, para lo cual deberá responsabilizarse de los procesos de sus estudiantes.

Todo esto lo hará con visión de futuro y expectativas de liderazgo en pro del bien común, a través de la visión detallada de sus competencias, tomando en cuenta sus principales rasgos y cualidades esenciales, para ser un gestor del conocimiento a través de la empatía y la sinergia.

A tal fin deberá dirigir el aprendizaje y plasmar los valores fundamentales en el proceso de enseñanza aprendizaje y los principios de profesionalismo tanto propios como los que tendrán sus alumnos una vez egresados, tomando en cuenta la dimensión transaccional, para lo cual debe constituirse en observador de las relaciones interpersonales y del comportamiento de sus alumnos utilizando la creatividad en su función supervisora del proceso de enseñanza aprendizaje, para poder reaccionar y solventar los problemas que surjan con creatividad, innovación, eficacia y calidad; para lo cual debe tener ideales elevados y habilidad práctica, logrando que el aula funcione armónicamente y tomando decisiones en el momento oportuno.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio